Home |

LAB 014

LAB 014

¿Qué están haciendo los hoteles, aviones, agencias y ciudades en materia de sustentabilidad?

El boom del movimiento LOHAS de los años ’90 en los Estados Unidos (Life Style of Health and Sustainability que traducido al español, sería algo así como “Estilos de vida sanos y sostenibles) se ha extendido, haciendo que cada vez más personas tengan conciencia verde en sus vidas, algo que además respetan cuando salen de viaje alrededor del mundo.

Estos verdaderos agentes de cambio están dispuestos a pagar, incluso una tarifa más elevada, si el destino cumple con sus expectativas de vivir experiencias que reduzcan la huella de carbono y promuevan la economía local así como respetar su conciencia sobre el cuidado del medio ambiente.

Latinoamérica no fue la excepción. Desde 1972 cuando la celebró la cumbre de Medioambiente para tratar cuestiones de importancia sobre el medio ambiente, el turismo sostenible siempre estuvo sobrevolando entre los presentes.

En 1987 el “Informe Brundtland” creado por la ex-primera ministra noruega Gro Harlem Brundtland, tuvo la finalidad de analizar, criticar y replantear las políticas de desarrollo económico globalizador, reconociendo que el actual avance social se está llevando a cabo a un costo medioambiental alto.

No obstante recién a mediados de los ‘90 los organismos internacionales actuaron a favor del comenzar a impulsar el turismo sostenible. Por su parte en, 1992 en Río de Janeiro, se celebró la “Cumbre para la Tierra”. Luego llegaron otros tratados, conferencias y reuniones internacionales, como la “Carta de turismo sostenible de Lanzarote” que fueron poniendo bajo la lupa la importancia de los viajes y el turismo sustentable.

Entre los países latinos, Costa Rica fue una de las primeras naciones en desarrollar el turismo sustentable y promoverlo dignificando la manera de vivir de sus territorios rurales. También se destacan Panamá, Nicaragua y Perú, este último desde hace varios años ha creado una gran conciencia acerca de la conservación de su principal patrimonio histórico y cultural: Machu Picchu.

En el afán de seguir trabajando por un turismo más respetuoso y amigable con el entorno natural y sus habitantes es que la Organización Mundial del Turismo (OMT) designó al “2020” como “Año del Turismo y Desarrollo Rural”. Con esta acción busca crear, aún más conciencia sobre la importancia de defender, proteger y desarrollar las zonas rurales y, por ende, elevar el nivel de bienestar de las personas que las habitan.


¿Qué sucede con la sustentabilidad en el transporte?


La ciudad de Buenos Aires realizó en 2019 una prueba piloto con 8 vehículos de las líneas 12, 34, 39 y 59, propulsados a biodiesel, GNC (Gas Natural Comprimido) y Eléctricos. Esta prueba fue basada en el “Plan Movilidad Limpia” que busca reducir:

  • 14% las emisiones de CO2
  • 50% las emisiones de agentes contaminantes del sector transporte para el año 2035.


La ciudad de Mendoza, una de las más visitadas de la región de cuyo, en junio de 2019 presentó su flota de 18 buses eléctricos que llegaron desde China y poseen una autonomía de 250 kilómetros, por entonces su gobernador, Alfredo Cornejo, indicó que “se está mitigando un problema ambiental. Es un gran avance en la Ciudad, con obras que mejoran la calidad de vida en el Gran Mendoza.”

En la Ciudad de Buenos Aires el domingo 1 de marzo, comenzaron a circular los nuevos buses turísticos, que además de ser más modernos, son amigables con el medioambiente. Estos ómnibus se rigen por la normativa Euro 5, que limita las emisiones y suman detalles de accesibilidad, como pantallas que explican los recorridos a través del lenguaje de señas. Por su parte, el destino rural Roque Pérez, ubicado a unos 135 km de la Ciudad de Buenos Aires, cuenta con un bus turístico eléctrico que realiza el city tour por los lugares emblemáticos de dicha localidad bonaerense de manera gratuita.

En cuanto a los aviones, el medio de transporte que más huella de carbono produce, los avances en materia de sustentabilidad actualmente se dan en el interior de la cabina, donde muchas empresas buscan reducir los residuos con la eliminación de sorbetes o utensilios plásticos.

La asociación internacional de la aviación, IATA, pronostica que en 2037 la cantidad de pasajeros será de 8.200 millones al año. Los fabricantes Boeing y Airbus, por su parte, prevén que para los próximos 20 años habrá un incremento en la demanda de más de 42.700 aeronaves.

Por ello, la industria aeronáutica está trabajando contrarreloj para crear aeronaves menos contaminantes. Actualmente aviación es responsable del 2.5% de dióxido de Carbono (C02) a nivel mundial, además de despedir oxigeno de nitrógeno, Azufre, humo y vapor de agua. Desde IATA están impulsando a los gobiernos a que tomen decisiones en esta materia e instaron a que en el futuro inmediato se utilice biocombustibles cuyo potencial de eliminar la huella de carbono es de un 80%.

Eficientizar el consumo de combustible en los aviones también es muy importante. Según El financiero, los 5 aviones más eficientes del mundo, por haber disminuido su consumo de combustible, sus niveles de dióxido de carbono y ser más silenciosos son: Airbus A380, Boeing 747-800, Airbus A350, Boeing 787 Dreamliner y el Airbus A320.


Los alojamientos verdes hacen la diferencia


Entre las innumerables alternativas que se ofrecen en el país, se recomienda a los pasajeros optar por aquellos hoteles que cuenten con las certificaciones de Travel LifeHoteles más verdes (el programa de sustentabilidad hotelera que desarrolla herramientas eficaces para la gestión de los alojamientos turísticos de Argentina), Rainforest Alliance, Biosphere Green Globe, entre otras.

Los hoteles sostenibles, hacen todo lo que está a su alcance por reducir el consumo energético y de agua, así como también reciclan sus basuras. Los pasajeros con conciencia ambiental buscan continuar con las prácticas de reciclaje que aplican en sus hogares aun cuando están de vacaciones.

Otra gran alternativa es alojarse en casas de familia, donde el intercambio con la familia local al compartir la cena, las tareas cotidianas y la sobremesa se transforma en una experiencia enriquecedora tanto para el visitante como para los anfitriones.




¿Qué pueden hacer las agencias?


Uno de los grandes desafios de la industria del turismo es el impacto que tiene en el calentamiento global, especialmente por el dióxido de carbono generado. All utilizar energía (más que nada aquella proveniente de la combustión de combustibles fósiles), generamos una huella en la dinámica del carbono global, que puede medirse como toneladas de carbono emitido por año. Esto es la “huella de carbono” de la industria.

Ya detallamos lo que están haciendo las aerolíneas, que son quienes producen la mayor huella de carbono. Pero toda la industria es responsable. Las agencias de viaje con quienes facilitan la tarea de reservar viajes. Son quienes estan con contacto con el consumidor al momento de la reserva, y esto les asigna una mayor responabilidad en la consientización de esta problemática.

La buena noticia es que el impacto se puede mitigar, con una práctica llamada carbon offsetting. Las emisiones de dioxido de carbono se pueden compensar absorbiendo de la atmósfera el carbono emitido a través de la plantación de bosques. Para tener una idea, cada árbol anualmente asimila un total de 0,3 tn de Co2. Es decir, plantando 100 árboles se están compensando 30 toneladas de carbono que se emiten al quemar combustibles fósiles

De esta manera, en los últimos años comenzaron a surgir algunas iniciativas interesantes. Algunas aerolineas ya estan ofreciendo a los turistas la posibilidad de compensar la huella que se genera por el viaje que estan realizando, pagando un pequeño fee que se destinará a la plantación de estos bosques.

En Argentina este año se realizará la plantación de la campaña “Compensá tu huella”, una iniciativa de MadzenBioferia, y Amigos de la Patagonia, apoyada por Almundo. En ella, se propusieron generar consciencia del impacto ambiental de nuestra actividad y neutralizar el impacto de las actividades. En total, se plantarán 4500 árboles y 60kg de semillas de araucarias, compensando 1400 toneladas de dióxido de carbono.

Por otra parte, para poder medir y ser conscientes de la huella de carbono, cada turista puede descargar en su teléfono móvil la aplicación de Carbono Cero, desarrollada por Plan 21 y disponible para Android y IOS, que les permite observar la huella que dejan sus viajes en avión, transporte terrestre y el consumo de electricidad mientras permanezcan en Argentina.

Tips para que tus viajeros vuelen más sustentablemente:

  • Elegir vuelos directos, sin escalas.
  • Contratar aerolíneas o aviones más eficientes.
  • Optar por otro medio de transporte en distancias relativamente cortas.
  • Volar en clase turista.
  • Escoger aeropuertos verdes.
  • No llevar demasiado equipaje.
  • Compensar su carbono (carbon offsetting).


La sustentabilidad turística se contagia


Trabajar con conciencia sustentable es trabajar en red. Es menester acompañar los procesos organizativos, sociales, productivos y comerciales junto al sector público y privado, a través de capacitaciones, charlas o disertaciones sobre diferentes líneas de acción.


En Latinoamérica ¿La sustentabilidad turística es posible?

Está siendo posible, es un trabajo muy arduo dado que las agencias de viajes locales, así como el viajero, en su mayoría, cada vez se informan más sobre este modelo de viajes. En Mater Sustentable, la empresa mayorista de viajes sustentables, estamos transitando este desafío y compartiendo nuestras experiencias para que cada vez más agencias puedan sumarse a esta modalidad. Es por eso que nuestra oferta de productos/servicios de turismo rural comunitario, turismo de la naturaleza, turismo colaborativo y voluntariado se amplía a Chile, Uruguay, Bolivia, Perú, Costa Rica, Ecuador y Colombia.


¿Por qué debemos pensar en la sustentabilidad?


Cuando pensamos en el tópico nos focalizamos en los “para que”, de esta manera partimos de las necesidades concretas de dar respuestas a ciertas problemáticas ambientales, culturales/sociales y económicas.

El turismo sustentable no es moda, es una forma de conocer el mundo, su cultura, sus experiencias vivenciales, cuidando el planeta y contribuyendo a generar ingresos y empleo para la población local. Darle vuelta la cara perjudicará a las agencias “tradicionales” ya que los turistas responsables están modificando el modo de consumo a nivel mundial y, en el corto plazo, presionarán a las empresas a modificar su modelo de negocios a uno más amigable con el entorno que respete los 3 principales ejes de la sostenibilidad. Para Mater Sustentable, “el turismo es sustentable, sino es mala praxis”. No te quedes de brazos cruzado, da tu primer paso transformador por un mundo más sostenible, sumate al cambio, sumate al Turismo sustentable.


Mater Sustentable ¿Quienes somos?


En 2013 creamos, en Buenos Aires, Mater Sustentable, una agencia de viajes mayorista que, desde sus cimientos, busca colaborar activamente con el desarrollo local a través del diseño de productos y/o servicios turísticos, su implementación y comercialización junto a responsables técnicos en el ámbito público y privado. Somos representantes, en Argentina, de ASTURS Perú, asociación de 12 comunidades nativas de la zona de Puno.

En nuestros tours proponemos que las agencias de viajes minoristas animen a sus viajeros a: despertar la curiosidad de aprender a crear artesanías, a compartir vivencias distintas a las propias y contar las suyas, recorrer paisajes naturales nuevos y diversos, avistar la flora y fauna autóctona y degustar la gastronomía local.

  • Escrito por
Articulos relacionados
LAB 032

Lectura

2408 palabras

October 2020

Turismo Especializado en África (Etnoturismo)
Leer mas
LAB 031

Lectura

1567 palabras

October 2020

Desarrollo y empoderamiento del Capital Humano para el Turismo del futuro
Leer mas