Home |

LAB 035

LAB 035

Home office y Estacionalidad

Este nuevo artículo llega de la mano de Mariano Chiesa (Co-Fundador y COO de la empresa Europa Shuttle), quien nos contó su experiencia personal y profesional acerca del trabajo remoto y el travel & work en diferentes temporadas del año.

En noviembre de 2014 participé, junto a mi socio, de un encuentro de nómades digitales en Tarifa, Cádiz. Fuimos convocados por Johannes, un IT alemán que hacía 2 años que estaba viajando y decidió organizar el encuentro. Éramos sólo 7 en un Hostel en temporada baja. Si bien en nuestra empresa ya trabajamos de forma remota ese fue mi primer acercamiento a esta nueva tendencia. Fue inspirador conocer las historias y ver de primera mano la amplitud mental de todos ellos.

En ese momento, todos eran freelancers que desarrollaban contenidos web o sistemas para empresas que los contrataban puntualmente. La mayoría de los trabajos eran secundarios o accesorios para esas empresas. Una de las preocupaciones que se expresaba repetidamente era la falta de confianza de las grandes empresas a la hora de contratar a alguien que no está presente. Este recelo hace que sea incompatible un contrato fijo con la posibilidad de trabajar y viajar.

El movimiento de nómades digitales ha ido creciendo y según un estudio del MBO Partners, State of Independence Research Brie* se estima que en 2018 (pre Covid) unos 4.8 millones de personas desarrollaron su actividad profesional mientras viajaban en baja temporada y haciendo uso de la capacidad ociosa de servicios. Por ejemplo, desde hace 2 años se organizan cruceros de nómades digitales aprovechando la travesía de los barcos desde Europa a América antes del verano y viceversa al finalizar la temporada.  

Desde hace unos años han surgido servicios específicos para este segmento, tales como el CoLiving, una especie de Hostel pensado para alojarse durante períodos más largos creando ecosistemas que fomentan el emprendedurismo y la colaboración multidisciplinar.

Del Home Office al Travel & Work

En los últimos 6 meses el covid puso a prueba las formas de relacionarnos y de trabajar. En poco tiempo se cerraron miles de oficinas y las empresas enviaron a sus trabajadores a trabajar en casa. Muchas organizaciones ya tenían previsto protocolos y herramientas específicas para el trabajo remoto. Otras tuvieron que adaptarse sobre la marcha a la nueva realidad. El cambio tecnológico, quizás fue el menor de los desafíos que tuvimos que enfrentar, puesto que desde hace años existen muchas herramientas que permiten el trabajo a distancia. Sin embargo, el mayor salto al que nos estamos enfrentando es el del cambio de paradigma en la cultura del trabajo. El trabajo remoto o teletrabajo requiere poner el foco en la tarea a realizar y el cuándo queda en un plano secundario. Adaptar horarios para conciliar la vida familiar es un requisito indispensable: un reporte de ventas puede hacerse a las 9 de mañana o a las 23:25.

La aparición del COVID está acelerando la implantación de esta modalidad de trabajo y muchas organizaciones ya consideran su adopción definitiva y muchas empresas alientan a sus trabajadores a realizar tareas en forma remota.

Ya es una certeza que cuando acabe la emergencia sanitaria miles de trabajadores no volverán a trabajar a tiempo completo en una oficina.


Cambios en la estacionalidad turística

La consolidación del trabajo remoto es una oportunidad para acortar la temporada baja. Son muchos los destinos y servicios que sobreviven con una ocupación que no llega al 50%.



El teletrabajo puede ser una gran oportunidad para extender la estancia en periodo de vacaciones y/o aprovechar las ofertas de la baja temporada. Por otra parte, la situación actual exige viajes de mayor duración debido a que las frecuencias de transporte se han visto reducidas. 

En consecuencia, la oferta de servicios tendrá que evolucionar para adaptarse a una pernoctación más larga con diferentes propuestas cuando los visitantes permanecen semanas y no cuentan con el día entero para realizar actividades turísticas. Opciones como cursos de cocina, idiomas u otros relacionados con la cultura local podrían ser una alternativa que hoy está dirigida casi exclusivamente a los estudiantes de intercambio.


Nuestra experiencia con el Trabajo Remoto


La actividad que realizamos en Europe Shuttle es parecida a la de un Tour Operador pero especializado en transporte. Los servicios más habituales que ofrecemos son transfers de aeropuerto, estación de tren, puertos, disposición por hora y viajes entre ciudades para pasajeros individuales o grupos. Trabajamos con miles de proveedores de transporte en todo el mundo y nuestros clientes son Agencias de Viaje, OTA’s y empresas de eventos a las que damos solución a todas sus necesidades de transporte en lugares tan diversos como Rovaniemi (Finlandia), Abuja (Nigeria), Punta Arenas (Chile) o Bodrum (Turquía) . Aquí nuestra historia de trabajo remoto:

En 2012, mi socio y yo fundamos una empresa de brokers/consultores de transporte terrestre en Londres. Trabajamos en remoto desde el primer día. Matías, mi socio y cofundador, vivía entre Londres y Rosario (Argentina) y yo en Montevideo (Uruguay). En ese momento no existían muchas herramientas que nos permitieran estar comunicados como si compartiéramos oficina. Transitamos por diversas modalidades de comunicación como Skype, Viber, Hangout y Facetime hasta llegar a Whatsapp.



Contábamos con una línea virtual de teléfonos que podíamos responder desde cualquier lugar y eso nos permitió movernos libremente, aunque bajo la apariencia de una empresa tradicional. Los horarios de trabajo los organizábamos en función de la demanda que tuviéramos. Una o dos veces por año, coincidiendo con alguna feria de turismo o eventos que tuviéramos que cubrir en persona, nos reuníamos durante 2 o 3 semanas de forma presencial. Ese tiempo lo aprovechamos para enfocarnos en los próximos objetivos que queríamos alcanzar.   

Al cabo de un par de años conseguimos contratar algunos colaboradores, con los cuales nunca compartimos oficina. 

Las reglas son simples: cumplimiento de metas con flexibilidad en el horario. Poniéndose en contacto solo cuando alguna tarea lo requiere: puede pasar una semana o más sin estar comunicados. Los colaboradores viajan o viven en diferentes destinos mientras trabajan, todos con husos horarios distintos. Reunirse puede resultar algo fascinante, ya que permite conocer la realidad de otros países en un mismo momento. Para una empresa orientada al turismo es fundamental contar con un equipo de trabajo multicultural, creativo y experimentado.



El boca a boca en una oficina es la manera más fácil de comunicarse con compañeros, ya sea para solicitar algo o para reunirse, pero a la distancia y con horarios flexibles, hay que reinventarse y digitalizarse rápido.


¿Qué herramientas son necesarias para trabajar remotamente?


  • Sistemas de mensajería para comunicarse grupalmente: Slack, Microsoft Teams, Whatsapp
  • Sistemas de mensajería para comunicarse individualmente: Skype, Viber, Facetime, Whatsapp
  • Video llamada / Meetings: Zoom, Google Hangouts, Jitsi
  • Gestión de Proyectos / PMO: Asana, Trello, ClickUp
  • Creacion / Edicion de Documentos en grupo: Smartsheet (mix entre Excel y Access), G Suite, Quip
  • CRM: NEThunt, Sugar, Salesforce

Para una agencia o prestador turístico, hoy es fundamental contar con un sistema de reservas, ventas y consultas adaptado a la realidad de los países donde presten servicios. Así como es fundamental para un destino contar con un marketplace o tienda virtual.

Los encuentros presenciales son fundamentales, por eso intentamos reunirnos dos veces al año en formato viaje. Convivimos un par de días y aprovechamos para hacer turismo mientras trabajamos. La experiencia grupal es altamente estimulante y fortalece al equipo.



En 2019 Pablo se unió a nuestro equipo como CTO y llegamos a estar repartidos en 6 ciudades distintas. Este último año y medio, el desarrollo de nuestro propio sistema nos permitió mejorar procesos para automatizar la gestión y poner más el foco en la atención de nuestros clientes. En el futuro cercano el objetivo es brindar herramientas de digitalización y automatización a los proveedores. Integrar de tal forma que, desde el agente que hace la reserva hasta el conductor que ejecuta el servicio, todo se haga dentro de un mismo sistema.

Trabajar con equipos deslocalizados implica confianza por parte de la empresa y un empoderamiento hacia las tareas por parte de los empleados. El compromiso de las partes es fundamental. Es imposible controlar o mensurar cuánto tiempo lleva realizar tal o cual trabajo por lo cual la confianza mutua y una buena capacitación inicial son imprescindibles.

Para los trabajadores significa un plus de motivación tener la libertad de elegir desde donde trabajan, con flexibilidad en los horarios y teniendo autonomía para asumir responsabilidades.

La empresa se beneficia con un equipo motivado, que asume tareas de una manera natural e independiente y que se enriquece con lo mejor de cada persona y cada cultura. 

Muchas empresas ligadas al turismo (sobre todo las que tienen el foco en ventas como las agencias o los tour operadores) pueden seguir desarrollando total o parcialmente sus actividades de forma remota, sin ningún tipo de obstáculo.

  • Escrito por
  • Mariano Chiesa
Articulos relacionados
LAB 037

Lectura

1812 palabras

November 2020

Turismo y Teletrabajo
Leer mas
Glosario de Facebook

Lectura

1981 palabras

November 2020

LAB 036
Leer mas